CCTV

CCTV y cámaras IP: vea en directo qué sucede en sus instalaciones

Desde sistemas tradicionales analógicos a sistemas IP

BIOSYS les ofrece desde sistemas CCTV basados en redes IP, con cámaras de alta definición megapíxels, fijas, con zoom, móviles o PT (Pan, Tilt) o PTZ (Pan, Tilt, Zoom) y, almacenamiento en NAS (Network Access Service) optimizados, NVR (Network Video Recorder) a sistemas con DVR, si existen cámaras analógicas o sistemas híbridos, dependiendo de la estructura del circuito y las necesidades a cubrir.

Actualmente los sistemas tradicionales de circuito cerrado de televisión o CCTV (siglas en inglés de closed circuit televisión, una tecnología de videovigilancia diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades), donde se conectaban una o varias cámaras por medio de un cable coaxial a un videograbador o videograbadores de forma centralizada, han quedado casi obsoletos con la llegada de la nueva era digital.

Un DVR graba en un disco duro, y esto permite obtener redundancia, monitorización descentralizada, mejor calidad de imagen y grabaciones de vida más larga.
Los grabadores de video digital DVR (Digital Video Recorders) o NVR solucionaron parte de los problemas de las filmotecas con medios magnéticos. Un DVR graba en un disco duro, y esto permite obtener redundancia, monitorización descentralizada, mejor calidad de imagen y grabaciones de vida más larga. Además las grabaciones se pueden almacenar sin la intervención humana o sin cambios de cintas. Se pueden multiplexar varios canales para grabación y reproducción, lo que significa una reducción significativa de los costes. El tiempo de grabación es mayor y gracias a los algoritmos de comprensión dentro de los dispositivos y secuencias de video, se puede acceder a las grabaciones instantánea y virtualmente desde cualquier sitio (ordenador con acceso a Internet, o desde teléfonos móviles compatibles o tabletas).

Las soluciones CCTV que BIOSYS le ofrece con cámaras de alta definición, hacen que usted necesite:

  • menos cámaras debido a la mayor precisión de las imágenes gran angular obtenida gracias a la tecnología de megapíxeles,
  • menos ordenadores/DVRs, ya que unas 40 cámaras pueden guardar vídeo de alta definición con sonido en un solo ordenador, o en ningún ordenador si la grabación se realiza en la cámara mediante memorias digitales (USB, tarjeta SD),
  • menos ancho de banda de red, ya que todo se procesa en la propia cámara, de forma que no es necesario transmitir constantemente las imágenes de alta definición para su procesamiento.
  • menos mantenimiento, ya que las cámaras no necesitan motores para el objetivo ni para el movimiento. El hecho de carecer de piezas móviles las hace tan robustas que el mantenimiento queda reducido al mínimo. Con solo 3 vatios, sin calefacción ni ventilador, se alcanza el sorprendente margen de temperaturas de –30° a +60°C.
  • menor coste, ya que el software se suministra siempre con la cámara; para un número ilimitado de cámaras y de usuarios

Productos: