Control expendedores combustible

 

Biosys pone a su al­cance un sis­tema de ges­tión de ex­pen­de­do­res de combustible.

El sis­tema de ges­tión y con­trol de ex­pen­de­do­res de com­bus­ti­ble fun­ciona con cual­quier sur­ti­dor elec­tró­nico in­dus­trial (siem­pre y cuando el sur­ti­dor dis­ponga de se­ña­les a ni­vel eléc­trico para su

surtidor combustible

su­ti­dor elec­tro­nico industrial

con­trol y otra se­ñal del mi­cro­in­te­rrup­tor que in­di­que cuando se ha col­gado y des­col­gado la manguera).

El sis­tema per­mite uti­li­zar el sur­ti­dor a tra­vés de 2 ope­ra­ti­vas diferentes:

  1. Sólo con iden­ti­fi­ca­ción  del con­duc­tor, a tra­vés de lec­to­res de tar­je­tas o ter­mi­na­les bio­mé­tri­cos an­ti­van­dá­li­cos y de ex­te­rior, ubi­ca­dos al lado del sur­ti­dor. La ope­ra­tiva con­lleva que el con­duc­tor se iden­ti­fi­que a tra­vés de su tar­jeta o hue­lla dac­ti­lar. Si está au­to­ri­zado a ha­cer uso del sis­tema, se le ac­ti­vará el te­clado y a tra­vés del dis­play del ter­mi­nal se le in­for­mará que ya puede uti­li­zar el sis­tema para iden­ti­fi­carse, uti­li­zando adi­cio­nal­mente una clave. Si la tar­jeta y/o hue­lla  y la clave in­tro­du­ci­das son co­rrec­tas, se mues­tra en el dis­play y se ac­tiva el sur­ti­dor. El sis­tema con­trola las se­ña­les su­mi­nis­tra­das por el sur­ti­dor para sa­ber cuándo em­pieza el re­pos­taje, cuando fi­na­liza y la can­ti­dad de li­tros. Esta in­for­ma­ción la en­viará al pro­grama de con­trol, el cual ges­tio­nará la in­for­ma­ción para su con­trol posterior.
  2. Con iden­ti­fi­ca­ción del con­duc­tor y el vehículo. Para la de­tec­ción del vehículo se uti­li­zan TAGs de largo al­cance (RFID ac­tiva). Esta va­riante de fun­cio­na­miento, exige que se au­ten­ti­fi­que tanto el vehículo como el usua­rio. Si am­bos es­tán au­to­ri­za­dos a ha­cer uso del sis­tema, se si­gue el mismo pro­ce­di­miento que la va­riante an­te­rior para iden­ti­fi­ca­ción del conductor/a, pero ade­más se tiene que in­tro­du­cir el nú­mero de ki­ló­me­tros del vehículo, y en este mo­mento se ac­tiva el surtidor.

Cada vez que el usua­rio rea­liza al­guna in­ter­ac­ción con el sis­tema, se ha­bi­lita un me­ca­nismo de tem­po­ri­za­ción. De esta forma si el usua­rio no in­ter­ac­túa y el tem­po­ri­za­dor ex­pira, se mues­tra un men­saje de aborto del pro­ceso y se vuelve al inicio.