Adaptación Lectores

La adaptación de un lector en un torno, portillo, poste o báculo integra la mecanización de dicho lector de la forma más estética y ergonómica.

Todos los equipos están preparados para una posible instalación de diferentes lectores que variarán en función del equipo y el lector a integrar y el tamaño del mismo.

Normalmente, los lectores RF, se integran bajo cristal o metacrilato negro, quedando el lector enrasado con el frontal del torno. Es una solución estética y limpia, ya que no hay nada en superficie e impide la vandalización del lector que se coloca internamente. Se practica un registro en el acero inoxidable con láser para no crear interferencias entre el metal y el lector de radiofrecuencia.

Esta solución no siempre es posible, y por las características del lector, la mecanización se tiene que realizar en superficie o dejando visible los elementos necesarios para el con-trol automatizado: sensor de huella, teclado, cabezal banda magnética de pasada. Si son de inserción, ya sea banda magnética, chip de contacto, código de barras, etc, el lector se integra, dejando simplemente la ranura para la inserción de la tarjeta.